¿Qué hacer cuándo generamos enormes cantidades de contenido que se repite de forma periódica sin caer en la duplicidad de contenidos? Esta situación nos la hemos encontrados en varias ocasiones en la sección de noticias de un colegio. Todos los años los alumnos de 3º de primaria van al mismo parque de bomberos de la localidad.

Siendo prácticos, a nivel de contenidos, la diferencia entre las últimas 10 visitas es nula y sin embargo no es bueno renunciar a crear la noticia para promocionarla entre los padres de este hipotético colegio. ¿Qué puedo hacer?

Utilizar la etiqueta canonical

La opción más cómoda y sencilla es utilizar la etiqueta canonical. Tomar como referencia el primer artículo publicado, siguiendo el ejemplo, sobre esta visita al parque de bomberos, y marcarla como canónica en los artículos de los años siguientes.

Ejemplo de etiqueta canonical: 
<link rel=”canonical” href=”http://www.miweb.com/principal” />”

De este modo los buscadores tomarán la página referenciada como la versión original y principal, y el resto como versiones que no deben tomarse en cuenta a la hora de posicionar.

Esta solución es eficaz pero podría generar en algunos casos problemas de imagen porque los contenidos con más visibilidad en buscadores serán siempre los más antiguos.

Utilizar el storytelling

La segunda opción no siempre es viable. Consiste en darle forma al contenido y utilizar el leitmotiv de cada circunstancia para hacerlo el elemento sobre el que pivote el contenido. Me explico. Imagina que tenemos un concurso de relato corto que se celebra todos los años y los contenidos que generan son básicamente la convocatoria, las bases, plazos y la noticia de la entrega de premios. ¿Cómo enfocamos estas publicaciones?

Si cada una de las ediciones tiene una temática diferente podemos enfocar el posicionamiento y los contenidos en torno a ese motivo, dándole mas protagonismo semántico en las URL, los títulos, las imágenes, descripciones, etc.

Utilizar la consolidación de contenidos

Por último podemos usar el concepto que hemos acuñado en RO&MO, la consolidación de contenidos. Es decir, actualizar y ampliar la información sobre la misma página. Así no solo evitamos el contenido duplicado sino que vamos acumulando contenido para conseguir páginas más ricas y variadas desde el punto de vista semántico.

Volvamos al ejemplo de la visita al parque de bomberos. En las siguientes visitas volveremos a la página original, actualizaremos su fecha de publicación, manteniendo la URL, actualizamos los contenidos que se refieren a la visita del año en curso y manteniendo los contenidos más relevantes de las visitas anteriores como, por ejemplo, las fotos de las visitas anteriores y un pequeño párrafo de lo más relevante de las visitas antiguas.

La consolidación de contenidos es una práctica muy interesante para optimizar el posicionamiento, evitar la duplicidad de contenidos y, desde de el punto de vista de comunicación, puede generar una buena imagen si se utiliza con acierto.